Tamaño del texto:
Actualizado en: Jueves, Marzo 30 2017

la declaración del Secretario General Adjunto en el Día Internacional de la observancia de la felicidad [preparado para ser pronunciado]

Las Naciones Unidas siempre ha existido para promover y asegurar el bienestar y la felicidad de todos los pueblos. Este compromiso se hizo aún más consagrado en 2011, cuando la Asamblea General aprobó la resolución “La felicidad: hacia un enfoque holístico del desarrollo”.

La resolución reconoce que el producto interno bruto no fue diseñado para y no refleja adecuadamente el bienestar y la felicidad de la gente en un país determinado. En definitiva, se reconoció la necesidad de reconocer los indicadores de bienestar y fuentes de felicidad que van más allá de los indicadores económicos.
 
Necesitamos enfoques más inclusivos, equitativos y equilibrados para el desarrollo que promueven la sostenibilidad, la erradicación de la pobreza, la felicidad y el bienestar de todos los pueblos.
 
En la búsqueda de un enfoque de este tipo, muchos países han emprendido esfuerzos para desarrollar medidas más amplias de progreso, a menudo a través de consultas públicas, comisiones parlamentarias, y los esfuerzos para desarrollar nuevos indicadores y comprensión de bienestar.
 
Reconozco y aplaudo estos esfuerzos y animar a otros gobiernos, en consulta con las partes interesadas pertinentes, para perseguir esfuerzos similares.
 
Por mi parte me gustaría hacer hincapié en algunos puntos desde una perspectiva global:
 
Recordemos que los gobiernos tienen el deber de garantizar las condiciones mínimas para la felicidad de todos los pueblos, como el acceso a la nutrición y los servicios básicos, los derechos humanos básicos y la protección social, especialmente para los que se quedan más rezagados.
Cuando los gobiernos persiguen sólo el crecimiento económico y se olvidan de las dimensiones sociales y ambientales, que repercute negativamente en el bienestar humano y puede resultar en aumento de las desigualdades y la degradación del medio ambiente.
Vamos a tener en cuenta que el objetivo del desarrollo es aumentar de bienestar de las personas, pero no a cualquier precio, no a costa del medio ambiente o la marginación de los grupos pobres y vulnerables.
A medida que la ciencia sobre el bienestar está creciendo y se están adoptando nuevos indicadores, debemos aprovechar las lecciones aprendidas, compartir esas buenas prácticas y cooperar a nivel regional e internacional.
También hay que pensar en la construcción de alianzas con el sector privado. No hay que olvidar que la felicidad es buena para los negocios y trabajadores felices son más productivos.
El bienestar no depende de los ingresos solo. Las personas son más felices cuando tienen la seguridad personal y de trabajo; cuando disfrutan de la libertad de expresión; cuando el ambiente es limpio; cuando tienen fuertes relaciones familiares, basadas en la solidaridad entre las generaciones; cuando tienen una red de amigos de confianza.
 
Estas necesidades humanas pueden cumplirse en las sociedades donde las personas están facultadas para perseguir sus propios objetivos que aseguren su bienestar personal - en las sociedades que sean inclusivos e igualitaria, y donde son apreciados y respetados los derechos humanos.
 
Juntos, hemos construido un proyecto original en la forma de acercarse a la construcción de este tipo de sociedades - La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) - un plan de acción para la gente, el planeta y la prosperidad.
 
La Agenda 2030 reconoce que acabar con la pobreza debe ir mano a mano con las estrategias que construyen el crecimiento económico y direcciones de una serie de necesidades sociales como la educación, la salud, la protección social y las oportunidades de trabajo, mientras que la lucha contra el cambio climático y la protección del medio ambiente.
 
Renovemos nuestro compromiso de continuar la construcción de sociedades más justas e iguales para aumentar la felicidad de las personas y el bienestar en todo el mundo.
 

Conectarse con los Estados Unidos

Suscríbete a nuestro boletín