Tamano del texto:
Actualizado en: Lunes, septiembre 16 2019

El ex vicepresidente venezolano no se "rendirá" a las críticas de Estados Unidos

Contenido por: Voz de America

MADRID - El ex vicepresidente venezolano Tarek El Aissami atacó la semana pasada a Washington después de que la administración Trump lo nombró, junto con el empresario venezolano Samark José López Bello, a su lista de los más buscados por tráfico internacional de narcóticos y lavado de dinero.

El Aissami fue acusado de administrar una vasta red de narcotráfico que involucra al ejército venezolano y otros miembros de su familia que también ocupan cargos clave en el gobierno. También ha sido acusado por ex jefes de espionaje venezolanos que desertaron recientemente por tener vínculos con el movimiento respaldado por Irán, Hezbollah.

La medida siguió a la designación 2017 de El Aissami, ahora ministro de industria y producción nacional, como "traficante de narcóticos especialmente designado" por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos.

"No me rendiré a este nuevo ataque del imperialismo estadounidense", dijo en la televisión estatal de Venezuela, "pido más poder para la movilización popular y el movimiento cívico nacional con nuestras fuerzas nacionales", agregó.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, a la derecha, habla con Tareck El Aissami mientras asisten al evento de lanzamiento de la nueva criptomoneda venezolana "petro" en Caracas, febrero 20, 2018.
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, a la derecha, habla con Tareck El Aissami mientras asisten al evento de lanzamiento de la nueva criptomoneda venezolana "petro" en Caracas, febrero 20, 2018.

El presidente Nicolás Maduro también había defendido anteriormente a su "vicepresidente de economía", diciendo que El Aissami fue víctima de "persecución política por parte del racista y antiárabe Donald Trump".

El Aissami, de origen sirio, tiene vínculos profundos con los movimientos radicales del Medio Oriente que apoyan a la administración venezolana y reciben ingresos de sus operaciones de narcotráfico, según el general Hugo Carvajal, ex director del servicio militar de contrainteligencia de Venezuela.

El presidente del Partido Socialista Venezolano, Diosdado Cabello, habla durante una conferencia de prensa en Catia La Mar en la Guaira, Venezuela, agosto 19, 2019.
El presidente del Partido Socialista Venezolano, Diosdado Cabello, habla durante una conferencia de prensa en Catia La Mar en la Guaira, Venezuela, agosto 19, 2019.

El Assami fue entrevistado la semana pasada en el canal de televisión estatal por el presentador del programa de entrevistas Diosdado Cabello, quien también es el jefe de la asamblea nacional de sellos de goma de Maduro y considerado por los altos diplomáticos de EE. UU. Los enviados lo han contactado repetidamente para negociar una salida pacífica para Maduro.

Cabello pudo haber tenido la oportunidad de sacar provecho de una recompensa multimillonaria de Estados Unidos por información sobre El Aissami, a quien se rumorea que ve como un rival, cuando se reunió con un importante enviado de Estados Unidos el mes pasado, según informó Associated Press. Tanto Maduro como el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, confirmaron la semana pasada que las discusiones entre representantes de alto nivel de sus gobiernos tuvieron lugar en julio.

No se sabe si discutieron sobre El Aissami, pero cualesquiera que sean las tensiones internas que los analistas diplomáticos estadounidenses dicen que existen dentro de la administración de Maduro, entregarlo conllevaría grandes riesgos.

Toneladas de cocaína que Estados Unidos alega que El Aissami se mudó a México y Estados Unidos, salieron volando de una base de la fuerza aérea venezolana, dicen las acusaciones que citan la colusión de los altos mandos de Venezuela. El general Néstor Reverol, que es ministro del Interior, también fue acusado por los tribunales estadounidenses en 2016, después de haber reemplazado a El Aissami como jefe de seguridad de Venezuela en 2012.

El ministro de Interior y Justicia de Venezuela, Néstor Reverol, participa en una transmisión en Caracas, Venezuela, marzo 21, 2019.
El ministro de Interior y Justicia de Venezuela, Néstor Reverol, participa en una transmisión en Caracas, Venezuela, marzo 21, 2019.

Maduro nombró vicepresidente de El Aissami en 2017, justo antes de su victoria en las elecciones presidenciales de 2018 que fue denunciada internacionalmente como un fraude y que desencadenó protestas masivas en Venezuela.

"Irán y Hezbolá tienen una base sólida de operaciones en América del Sur en alianza con la narco-dictadura de Nicolás Maduro", dijo el secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, en una reunión de gobiernos latinoamericanos en Lima, Perú, en junio.

"El Aissami es la proyección estratégica de Hezbolá e Irán en Venezuela y América Latina", según Juan Marulanda Marín, un ex oficial de inteligencia colombiano que ha trabajado en Venezuela como consultor de seguridad para las principales compañías petroleras.

"Maduro es asesorado y protegido por un sistema de seguridad de varias capas del cual Hezbolá forma parte", dijo.

Al ser nombrado vicepresidente, El Aissami se hizo cargo de un grupo de trabajo interinstitucional que coordinaba el servicio de seguridad interna SEBIN, el servicio de contrainteligencia militar DGCIM y los "Colectivos" paramilitares no oficiales inspirados en Hezbollah.

A lo largo de los años, un asociado de El Aissami, Ghazi Nasr al Din, nacido en el Líbano, ha fusionado a los militantes de Hezbolá que llegan del Medio Oriente con escuadrones de matones progubernamentales reclutados localmente, inicialmente llamados Circulos Bolivarianos, según los detectives de la ahora disuelta policía metropolitana de Caracas.

Miembros enmascarados de un "colectivo" -células progubernamentales- asisten a un mitin en Caracas el pasado enero 7, 2019.
Miembros enmascarados de un "colectivo" -células progubernamentales- asisten a un mitin en Caracas el pasado enero 7, 2019.

Un contador que trabajó para Nasr al Din le dijo a VOA que se formaron equipos especiales llamados Comandos de Disciplina Leal, encargados de mantener una estricta adhesión ideológica dentro de los Colectivos, que también administran la distribución de alimentos y los servicios sociales en los distritos de Caracas.

Nasr aAl Din incluso les dijo a los seguidores que deberían estar preparados para matar al presidente si traicionaba la causa, según la fuente.

El Aissami emitió miles de pasaportes venezolanos a miembros de Hezbolá que ingresaron a Venezuela cuando era ministro del Interior, según un informe del Centro para una Sociedad Segura y Libre con sede en Washington, que realizó entrevistas con varios ex oficiales del servicio de Inmigración e Identificación de Venezuela.

Muchos de los pasaportes fueron emitidos a través de embajadas venezolanas en Líbano, Siria y Jordania, donde Nasr Al Din y el primo de El Aissami, Husam, realizaron publicaciones diplomáticas según el FBI, que enumeró a Nasr Al Din como una "persona de interés" en relación con Hezbollah en 2015

El Presidente de la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela, Diosdado Cabello, a la derecha, habla con el Fiscal Jefe Tarek William Saab durante una ceremonia en honor a la Corte Suprema en Caracas, enero 24, 2019.
El Presidente de la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela, Diosdado Cabello, a la derecha, habla con el Fiscal Jefe Tarek William Saab durante una ceremonia en honor a la Corte Suprema en Caracas, enero 24, 2019.

Otro funcionario venezolano sancionado por presuntos vínculos con el terrorismo por la administración Trump, Tarek William Saab, fue nombrado fiscal general cuando El Aissami se convirtió en vicepresidente.

Saab ha liderado el enjuiciamiento de los oficiales militares detenidos por el comando antigolpe de El Aissami, incluido el teniente comandante de la marina Álvarez Acosta, quien recientemente murió mientras era interrogado por agentes del gobierno.

En una reunión el mes pasado con el jefe de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, Saab negó las acusaciones de que una nueva unidad especial de policía haya llevado a cabo sobre ejecuciones extrajudiciales de 7,000.

Un desertor de la policía venezolana le dijo al periódico español El País que los miembros de los Colectivos han sido llevados cada vez más a la policía desde 2017, formando la base principal de reclutamiento para la unidad.

CONECTARSE CON NOSOTROS

recibe más información