Tamano del texto:
Actualizado en: Lunes, septiembre 16 2019

Las familias comienzan a enterrar a las víctimas de 28 de México Bar Fire

Contenido por: Voz de America

COATZACOALCOS, MÉXICO - La ira se mantuvo alta el jueves cuando los familiares comenzaron la lenta y llorosa tarea de llorar y enterrar a las personas de 28 que murieron horriblemente cuando los pandilleros prendieron fuego a una barra después de bloquear sus salidas.

Las familias se quejaron de que los delincuentes están fuera de control y hacen la vida imposible en esta ciudad petrolera del sur de México.

Al menos siete de las víctimas fueron enterradas el jueves, con la hija de una mujer, Xoumitl Irineo Gómez, de 3, despidiéndose de su madre después de que su ataúd fuera colocado en el suelo.

Vanessa Galindo Blas, 32, se inclinó sobre el ataúd de metal marrón de su esposo, Erick Hernández Enríquez, 29, que había soñado con convertirse en un famoso DJ. Estaba trabajando en el club para mantener a sus tres hijos.

"Él quería ser famoso", suspiró ella. "Mira lo que le hicieron".

La policía acordona la discoteca White Horse (El Caballo Blanco en español), el escenario de un ataque el martes por la noche que mató a más de dos docenas de empleados y clientes, mientras esperan la llegada de investigadores federales, en Coatzacoalcos, estado de Veracruz, ...
La policía acordona la discoteca White Horse (El Caballo Blanco en español), el escenario de un ataque el martes por la noche que mató a más de dos docenas de empleados y clientes, mientras esperan la llegada de investigadores federales, en Coatzacoalcos, estado de Veracruz, ...

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que el ataque Coatzacoalcos "nos degrada como sociedad, como gobierno, como nación", y agregó que el crimen y la violencia es el problema que más le preocupa.

El estado de Veracruz, donde se encuentra Coatzacoalcos, ha sido uno de los muchos puntos críticos de esa violencia. Miles han sido secuestrados y desaparecidos en el estado y en abril hombres armados irrumpieron en una fiesta familiar y abrieron fuego, matando a personas de 13 e hiriendo al menos a otras cuatro.

Los empresarios dicen que las pandillas en Coatzacoalcos exigen dinero de protección a los dueños de negocios, y al menos otros dos bares fueron incendiados en Coatzacoalcos en julio para hacer cumplir tales demandas.

Las autoridades están buscando a los hombres que irrumpieron en el club nocturno White Horse el martes por la noche, se hicieron cargo de la entrada a punta de pistola y la rociaron con gasolina y prendieron fuego a la barra. El ataque aparentemente fue llevado a cabo por el cartel de drogas de Jalisco en represalia por la negativa del dueño del bar a pagar las demandas de extorsión.

Pero el gobernador del estado ha reconocido que las autoridades tenían a varios de los sospechosos detenidos anteriormente por otros delitos, pero permitió que fueran liberados.

Los familiares de los asesinados en el bar White Horse dijeron que han perdido la confianza en las autoridades.

"No queremos una guerra, pero queremos una acción más firme", dijo Miguel Ángel Ortiz el miércoles mientras esperaba la confirmación oficial de que su madre, la mujer de la limpieza Rocio González Ramos, 53, estaba entre los muertos.

"El sistema de justicia está al revés en México", dijo Ortiz. "Los que portan armas ilegales quedan libres".

Alicia Sierra, cuyo sobrino Habib Ojeda Sierra, un trabajador de una tienda de comestibles de 23 y padre de dos hijos, dijo que no quiere que su muerte "quede impune, al igual que tantos otros crímenes", refiriéndose a los asesinatos de abril.

"Deberían entregar a estos sospechosos a la gente" para que se haga justicia, dijo Sierra, "porque ellos (las autoridades) simplemente los van a liberar".

López Obrador ha dicho que "la violencia no se puede combatir con más violencia", y ha elogiado a los soldados que han mantenido el fuego incluso cuando fueron desarmados por multitudes. Él dice que sus programas de becas y aprendizajes eventualmente atacarán las causas profundas del crimen.

Los payasos que eran amigos del vecindario se reúnen con otros dolientes a raíz de Erick Hernández Enríquez, 29, un popular DJ local que se llamaba DJ Bengala, dos días después de que lo mataran en un ataque en el club nocturno White Horse donde ...
Los payasos que eran amigos del vecindario se reúnen con otros dolientes a raíz de Erick Hernández Enríquez, 29, un popular DJ local que se llamaba DJ Bengala, dos días después de que lo mataran en un ataque en el club nocturno White Horse.

Ha hablado de abordar los problemas delictivos de México con "abrazos, no balas", e insistió en que los mexicanos están "felices, felices, felices".

Los funcionarios de su administración incluso comenzaron conversaciones con grupos de vigilantes, muchos de los cuales están vinculados a los carteles de la droga, aunque López Obrador dice que desaprobó esas conversaciones.

Pero la paciencia en Coatzacoalcos era escasa entre las familias que se preparaban para los servicios funerarios de quienes murieron por quemaduras e inhalación de humo en el bar.

Lenit Enríquez Orozco, quien dirigió un grupo de familiares de desaparecidos en Coatzacoalcos, luego de que su propio hermano desapareció en 2015, dijo que los carteles de la droga "se sienten muy empoderados".

"López Obrador dice que la gente está feliz, pero esto no es lo que llamarías ser feliz", dijo, señalando a las afligidas familias de las víctimas del club nocturno.

El activista contra el crimen y empresario Raúl Ojeda dijo que el ataque tenía todas las características de una demanda insatisfecha por pagos de extorsión. Dijo que los Zetas y los carteles de la Nueva Generación de Jalisco y las pandillas locales están actualmente luchando por el control de la ciudad.

"Han estado amenazando a todos los negocios así", dijo Ojeda. "Los que no pagan cerca o pagan las consecuencias, como en este caso".

López Obrador dijo que los fiscales locales deberían ser investigados porque "los presuntos autores fueron arrestados, pero fueron liberados". El gobernador de Veracruz, Cuitlahuac García, identificó al sospechoso principal como un hombre conocido como "La Loca" y se identificó como Ricardo "N". porque los funcionarios ya no dan los nombres completos de los sospechosos.

García dijo que el hombre había sido detenido por infantes de marina en julio, pero fue puesto en libertad después de ser entregado a la oficina del fiscal del estado.

La oficina del fiscal estatal cuestionó esa versión, diciendo que había entregado al hombre a funcionarios federales.

CONECTARSE CON NOSOTROS

recibe más información