Tamaño del texto:
Actualizado en: Martes, diciembre 11 2018

Cuba suaviza nueva ley de expresión artística

Contenido por: Voz de America

LA HABANA -

Cuba está suavizando el impacto de una nueva ley fuertemente criticada que habría dado a los inspectores del gobierno el poder de cerrar cualquier exhibición o actuación que se considere que viola los valores revolucionarios socialistas del país, según el viceministro de cultura del país en una entrevista con The Associated Press.



La ley conocida como el Decreto 349, publicado en julio, permitió a los "inspectores supervisores" revisar los eventos culturales que van desde exposiciones de pintura a conciertos e inmediatamente cerrar cualquier espectáculo, e incluso confiscar la preciada licencia comercial de cualquier restaurante o bar que albergue un evento objetable.

Luego de las protestas de muchos artistas, el Viceministro de Cultura, Fernando Rojas, dijo a la AP el martes que cuando comience la aplicación de la ley, los inspectores podrán cerrar sus programas solo en casos extremos, como obscenidad pública, contenido racista o sexista.

Dijo que los inspectores responderían a las quejas sobre asuntos culturales y referirían los casos problemáticos a los funcionarios de mayor rango en el Ministerio de Cultura. Y no podrán inspeccionar ningún estudio u hogar que no esté abierto al público.

Muchos de los artistas más famosos de Cuba se habían quejado de la censura en reuniones a puerta cerrada con altos funcionarios gubernamentales. Un pequeño grupo de artistas independientes también lanzó una serie de protestas callejeras que provocaron una rápida represión de la policía.

El éxito global de los músicos y pintores de la isla se considera uno de los logros culminantes de la revolución del país, pero ha creado tensiones entre la libertad de expresión y la visión del poderoso gobierno de lo que es políticamente correcto y apropiado.

Gustos extranjeros

Además, a muchos cubanos les preocupa que los jóvenes prefieran las películas populares extranjeras y la televisión, y las letras obscenas del reggaeton, en lugar de los resultados más tradicionales de los formados en el sistema de escuelas de arte de élite del país.

La ley entrará formalmente en vigor el viernes, pero los inspectores no comenzarán a actuar hasta que se finalicen las regulaciones detalladas en las próximas semanas, dijo Rojas.

Rojas dijo que el gobierno no había explicado adecuadamente las motivaciones y los objetivos de la nueva ley, que fue diseñada para responder a las quejas del público, así como a artistas e intelectuales. sobre el mal uso de los símbolos patrios y la vulgaridad en la cultura popular.

"No hubo una explicación anticipada de la ley y esa es una de las razones de la controversia que desató", dijo a la AP.

Dijo que había supervisado al menos reuniones de 30 con cientos de artistas desde la publicación de la ley.

Las regulaciones detalladas, que se publicarán en los próximos días, establecen claramente que "la creación artística no es el objetivo", dijo.

"Aplicaríamos el decreto en situaciones muy claras", dijo Rojas.

No quedó claro si la explicación de Rojas satisfaría a artistas como Marco Antonio Castillo, miembro fundador de Los Carpinteros (Los Carpinteros), un dúo de escultores que conformaron uno de los grupos artísticos más famosos del país antes de separarse este año.

"¿Quiero estar en un ambiente intelectual con estas nuevas reglas? ¿Quiero que mis hijos vivan con estas reglas? '', Dijo Castillo antes del anuncio de Rojas." La respuesta es no. Tenemos que tratar de cambiarlos ''.

Esfuerzo para controlar la expresión.

Dijo que aprobó los esfuerzos para controlar la vulgaridad, el ruido excesivo de los conciertos nocturnos y la evasión fiscal de los artistas, pero sospechaba que la ley era un esfuerzo para controlar la libertad de expresión.

"No se puede decir que esta ley no es para controlar el contenido artístico", dijo Castillo.

Michel Matos, quien se encontraba entre los que protestaban en las calles contra la ley, calificó el decreto de "fascista", y agregó que "tiene una gran cantidad de subterfugios diseñados para el control cultural e ideológico, y eso es inaceptable para nosotros".

Rojas dijo que aceptó las críticas bien intencionadas de la comunidad artística de Cuba, pero que las protestas como la de Matos formaron parte de un plan más amplio con respaldo extranjero para desestabilizar el país al dañar la imagen de sus instituciones culturales.

"Para ellos, 349 es un pretexto para un proyecto más agresivo contra el orden institucional en Cuba", dijo.

Sandor Pérez, un rapero de 35 y miembro del grupo de Matos, dijo que no había recibido ningún apoyo extranjero por sus esfuerzos.

Conectarse con los Estados Unidos

Suscríbete a nuestro boletín